miércoles, 12 de diciembre de 2007

Instrucciones para armar tu Árbol de Navidad: Modelo paso a paso

















El 8 de diciembre, con Jorge compramos un Árbol de Navidad. Hacía tiempo que teníamos de esos que los sacás de una caja y ya está armado, pero nunca me gustó. Como yo anduve "medio-medio" en estos últimos meses, Jorge me dio el gusto y por fin pude armar "un árbol como la gente".
FOTO Nº1: Podemos ver al árbol comprado. Elegimos uno que decía en la caja "Deluxe". Esto significa que las ramas son gruesas y que tiene muchos más brazos que los árboles comunes. Lo ubicamos en un lugar donde no molesta a nadie y donde "las chicas" (mis gatitos) no irán "a ver de qué se trata". Ahí me pueden ver en plena acción, colocando los distintos adornos (más no diversos ni tan finos), comprados para decorar el falso pino.
FOTO Nº2: Los adornos (muestro uno a la cámara) ya no vienen como los de antes. Ahora son de "neoplástico". Preferimos, para realizar la decoración navideña, bolas plateadas y rojas, acompañadas de unos "moños pequeños" para que el mismo luzca mesurado y con elegancia. En vez de "Estrella de Belén", elegimos "cúpula plateada de torres orientales inexistentes", ya que las estrellas que vimos no eran ni lindas ni de tan buena calidad (es decir, no eran "como las de antes").
FOTO Nº3: En esta foto, el pequeño Jorge procede a colocar los moños que engalanarán al pino originado en las lejanas tierras de Taiwan.
FOTO Nº4: Vista de los moños distribuidos sobre la mesa del comedor para su posterior colocación.
FOTO Nº5: ¡¡¡¡Aquí podemos apreciar el modelo terminado!!!!
FOTONº6: En la puerta de tu casa, debe ir la "Corona de Muérdago", tal cual lo indica el modelo elegido para ilustrar la cuestión. Si así no sucediera, Papá Noél no entrará por esa puerta, la buena suerte huirá espantada y la felicidad será nada más que una palabra, dicha por alguien en voz baja, para que así todos la puedan olvidar.
Para nosotros, las Navidades siempre son un poco tristes. Solos nos quedamos en el mundo, así que compartimos con amigos o con nosotros mismos. Pero a mí siempre me recuerda a la infancia, así que preparo todo como cuando éramos muchos para reir.
Esta Navidad creo que la pasaremos en casa,
tal vez para pensar que después de Año Nuevo todo será mejor;
para entender de qué se trata la vida que nos toca vivir;
para reflexionar sobre el mundo que se nos presenta a cada instante y que nunca terminamos de comprender;
y sobre el amor
y sus diferentes formas.

7 comentarios:

mAsako 正子 dijo...

que lindo arbol!!!

Enrique dijo...

Masakooooo!!!! Quiero Verteeee!!!! Combinemos para despedir el año!!!

Ana dijo...

hola mi amorrr
esta navidad estaré en la otra orilla
pero una próxima espero
poder estar aqui entre los amigos que te abrazan
lindo tu arbolito
bellos vosotros
aireados mis jazmines, como tu jardín que se mueve

mAsako 正子 dijo...

cuando hay otro alejandria o lectura?

Julia dijo...

Enriiiiii: segui paso a paso tus instrucciones pero no consigo muérdago para la puerta porque el hombre de la bolsa me dijo que hablo con el cuco y éste le dijo que el muèrdago lo tenia "el familiar"...

Enrique dijo...

Divina Julia,
si no hay muérdago, pero hay hombre para besarse debajo de él,
que sea un muérdago imaginario, más no los besos!!!

julita dijo...

precioso armador de árboles: la navidad nos pone asi y hay que cumplir con sus burocracias: encender las lucecitas -si son las propias mejor-, besar al prójimo, ahogar el hígado de alcholes sin algodones, preparar el vitel toné y el pionono, comprar la sidra aumentada y aunmentar la inflación -de la panza-, estar hecha un pan dulce, morder la fruta abrillantada de vez en cuando, escupir la almendra que justo te toco pasada, y darle a la pasa...para que todas sean nueces...para que todas sean perdices...
te adoro